Choose your language in the shadows

lunes, 10 de mayo de 2010

Retraso

Me sentí fiera y aullé a la luna.
Me sentí árbol y me dejé cautivar por la fragilidad del
viento.


Aquí me tenéis de nuevo, pequeñas sombras. Pude haberos comunicado mi vuelta ayer, pero no estaba mi cuerpo en condiciones aún ya que me pasé todo el día durmiendo hasta hace poco que me acabo de despertar de esta pequeña siesta.
Os preguntaréis que he hecho en la montaña, ¿Qué no os lo preguntáis?,¿Qué no os importa lo más mínimo?... Pues mira, sólo para ver vuestras caras de fastidio, os lo voy a contar.
Cuando llegué a la montaña, me adentré a las profundidades del bosque y me busqué algun claro dónde asentarme. Cuando encontré el claro ya había oscurecido; se oían a las ramas gemir por la brusquedad del viento al azotarlas y los animales aullaban a la blanca luna. Estaba hambriento, así que fuí a cazar algo de comida.¿Qué?, ¿Os sorprende que no coma vuestra comida antinatural? En serio, lo que vosotros comeís día a día tiene menos alimento natural que un muerto en estado putrefacto.
No os puedo contar que otras cosas realizé allí puesto que són cosas personales. Pero os puedo decir que me tuve que vérmelas con un lobo salvaje; mientras iba atravesándo el silencioso bosque, noté los ojos cazadores de un animal observando mis pasos. Lo que ese lobo no sabía esque yo también era un cazador, uno de los mejores. Decidí que se me acercára el lobo; se fue acercando intentando hacer ruido alguno, pero mis finos oídos oyen hasta el murmullo de las hojas, y cuando vió que estaba bastante cerca saltó a mi espalda con las fauces abiertas.
La pelea no duró mucho, y ya os podeís imaginar quién ganó; yo, por supesto. Un perrito salvaje no es animal capaz de derrotar a una sombra. Peró me dejó una herida, que al pasar el tiempo se convertirá en cicatriz.
¿Queréis saber que forma tiene mi cicatriz? Curiosamente, como si lo hubiese hecho un cuidadoso artesano, tiene forma de luna creciente.

1 comentario: